Compartir Navidad

Compartir Navidad

 

¡El espíritu de la Navidad ya está entre nosotros! La Navidad es alegría, es esperanza, es preocuparse porque todos estén bien… Y este espíritu es ante todo una actitud interior, que va más allá de los adornos navideños que podemos ver en los negocios, o del árbol y del pesebre que instalamos en nuestra casa.

Y hay muchas chicas y chicos de nuestro país que por la extrema pobreza en que viven necesitan un gesto que les haga también a ellos sentir la Navidad, confirmar que Jesús nace también para ellos.

Marcos, Micaela, Tomás o Isabel, por ejemplo, son jóvenes de los distintos hogares y oratorios de la Obra de Don Bosco, para quienes la vida es dura. Ellos, y varios chicos y chicas necesitan ropa, útiles escolares, calzado y propuestas educativas.

Por eso te proponemos vivir plenamente el espíritu de la Navidad, invitándote a que te sientes a la mesa con un niño y niña que tiene menos posibilidades que muchos de nosotros, y a quien podés ayudar por medio de los salesianos y educadores que están con ellos en los hogares y oratorios de todo el país.

¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: cuando prepares los regalos para quienes quieras agasajar en estas fiestas, coloques en tu lista a uno de estos jóvenes. Y sumes tu aporte aquí, el que te nazca de tu corazón.

Muchísimas gracias por ayudar a que más chicos y chicas puedan celebrar esta Navidad.

¡Que vivas este Adviento y Navidad con esperanza! Y tengas un buen comienzo de año 2015.