Bendición en el Día de las Madres

Dios de Amor,
escucha nuestra oración
y bendice a las madres de nuestra familia.

Bendícelas con la fortaleza de tu Espíritu,
ellas que le han enseñado a nuestros niños
cómo pararse y caminar.
Bendícelas con la melodía de tu amor,
ellas que nos han enseñado cómo hablar,
cómo cantar y cómo orar contigo.

Bendícelas con un lugar en la mesa de la eternidad,
ellas que han alimentado y criado la vida
que se formaba en ellas,
mientras aún indefensa se abrazaba a su amor.
Bendícelas hoy, ahora, en esta vida,
con cosas buenas y con salud.

Bendícelas con alegría, con amor,
con la sonrisa y el orgullo de sus hijos,
y rodéalas de muchos buenos amigos.

Que ellas, que llevaron la vida en sus vientres,
sean cargadas un día en tus divinos brazos:
y allí, por toda la eternidad,
se regocijen con su familia y amigos.
Que esta bendición, te pedimos,
desciendan sobre las madres de nuestra familia:
en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.