Agradecimiento campaña de útiles


La escuela es el lugar que transforma a los niños y niñas de hoy en los hombres y mujeres de bien de mañana. Y las donaciones para “que los chicos estudien mejor” fueron una caricia para el alma de los jóvenes y para toda la sociedad.

El aporte de cada uno hace posible que cada vez sean más los chicos y chicas que pueden aprender, tener los útiles escolares, ir a la escuela y forjarse un mejor futuro.
Detrás de los lápices, las gomas, las tijeras y los cuadernos donados hay un proyecto de vida de un joven, se presenta una vida llena de oportunidades, y se construye una sociedad mejor.

Los aportes y la cercanía ayudaron a “ser familia”, junto con la preocupación para que los chicos y chicas que menos tienen puedan vivir mejor.

¡Gracias, gracias y más gracias!